Muchos actos, una marcha, una tarea

Con motivo de cumplirse diez años de la rebelión popular del 19 y 20 de Diciembre de 2001, el martes 20 se realizaron importantes movilizaciones en las principales ciudades del país. A continuación, una crónica sobre la marcha de Capital Federal y algunas reflexiones sobre las tareas políticas a encarar en el año que comienza.

Por Federico Sager (*)

Calentando el asfalto

Martes 20 de diciembre. Calor agobiante en Capital Federal. Los trenes y subtes comienzan poco a poco a llenarse de militantes. Mucha juventud pero también familias. Del conurbano, La Plata y los cien barrios porteños. Parte de los manifestantes se dirigen al Obelisco, en donde a las 15 hs se hará un acto bajo la consigna “A 10 años del 2001 seguimos construyendo poder popular. Por una Argentina sin hambre, sin saqueo ni explotación”. Otros se concentrarán más tarde, a eso de las 17 hs, en Plaza Congreso, para encolumnarse rumbo a Plaza de Mayo y asistir el acto principal de la jornada.

Quebracho y otras organizaciones se encargan de cortar el tránsito sobre la Avenida 9 de Julio. Unos cincuenta piqueteros, portando sus simbólicos palos y con la cara tapada, ingresan en fila india a la avenida más ancha del mundo, depositando neumáticos sobre el asfalto hasta cubrir por completo la extensión de la calle. Detrás de esa infantería del pueblo, se ubican el resto de los militantes. Más tarde, frente a esa columna, habla Raúl “Boli” Lescano, Secretario Político del MPR Quebracho: “venimos a este acto a decir que disentimos con el relato oficial que dice que la juventud comenzó a hacer política con la muerte de Néstor Kirchner en el 2010, como lo atestiguan los 14 caídos el 20 de diciembre de 2001 que tenían menos de 20 años. Así también lo atestigua, como todos sabemos, la militancia de todos los que estamos acá, que hace años y años que venimos haciendo política. O como nos lo recuerda Darío y Maxi, jóvenes caídos por luchar por trabajo y dignidad, militantes populares, compañeros, en el 2002” (1). El acto finaliza con la quema de las cubiertas, una por cada compañero caído en diciembre de 2001. Después, una delegación irá al Obelisco.

En las ramblas de la amplia avenida puede verse una escenografía de ocasión: Grandes fotos del 19 y 20, más precisamente, de la batalla que tuvo lugar hace una década en ese mismo sitio. La muestra fue elaborada por la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) y las imágenes impactan: policías disparando a la multitud, calles cubiertas de cascotes, manifestantes en el piso cubriéndose de los gases lacrimógenos. Algunos manifestantes aprovechan la sombra de los soportes fotográficos y se amuchan en la vereda. Otros, munidos de aerosoles, intervienen las fotos con consignas: “A diez años la lucha continúa”. Cubriendo la fachada del emblemático Edificio del Plata, ubicado sobre Bernardo de Yrigoyen -una de las colectoras de la avenida-, hay otra gigantografía: un retrato del escritor Ernesto Sábato, colocada ahí con motivo de cumplirse los 100 años de su nacimiento. Se trata de un personaje polémico, quien luego de reunirse el 20 de Mayo de 1976 con el Hitler argentino, dijera a la prensa canalla: “El general Videla me dio una excelente impresión. Se trata de un hombre culto, modesto e inteligente. Me impresionó la amplitud de criterio y la modestia del presidente.” Dos semanas antes desaparecía el escritor y militante del PRT-ERP Haroldo Conti, algo que ni Sábato ni Borges mencionaron en ese encuentro con el dictador. Hechos como ese, más que sus libros, son los que posicionan al escritor como un valuarte ideológico de la derecha contemporánea, que promueve un modelo de intelectual “pasivo” o enfrentado a las luchas de las organizaciones revolucionarias.

Poder popular

A pesar de los más de treinta grados que marca el pronóstico, el Obelisco es una fiesta: cantos, ritmo murguero, risas, bengalas, coloridas remeras, banderas y banderines. Eso sí: las botellas de agua, y los helados circulan entre la multitud como papas calientes. En un camión con acoplado se monta el escenario. Allí, ante unas dos mil personas, se lee el documento unitario y las adhesiones de Nora Cortiñas y Carlos “Perro” Santillán quien, hace algún tiempo, dejó de ser el líder jujeño de la CCC para formar su propia organización: el Movimiento Tupaj Katari. Otro Santillán se encuentra presente y toma la palabra: Alberto, padre de Darío, referente del MTD de Lanús asesinado por la espalda por la “maldita policía” de Duhalde en la Masacre de Avellaneda. Fue el 26 de junio de 2002 pero podría haber sido ayer. El “cabezón”, que consiguió gracias al Congreso lo que no pudo obtener con las urnas, fue uno de los principales perdedores de las últimas elecciones, aunque los “azules” siguen tan rapaces como siempre. Una de las principales organizaciones que convocan el acto lleva el nombre de este compañero, al que algunos rebautizaron “San Darío del Anden”. Las palabras de Alberto conmueven. Su integridad también. Podría haberse quebrado por la pérdida de su hijo, pero no, sigue batallando junto a los compañeros de Darío, compartiendo con ellos el largo camino del cambio social. Más tarde es el turno de Pedro Muñoz, Secretario General de ADOSAC, el sindicato docente de Santa Cruz que este año sostuvo un fuerte proceso de lucha que incluyó más de dos meses de paro (2). Otro ejemplo de dignidad, como el de ADEMYS -también convocante del acto- que se puso al frente de la lucha contra el gobierno de Macri para evitar que el organismo de clasificación docente fuese controlado por el Ejecutivo para castigar opositores.

El documento señala que las medidas de carácter progresista implementadas por el gobierno (asignación universal, juicios a genocidas, ley de medios, etcétera) no son parte de un programa integral contra el hambre y la precarización y que, por el contrario, se enmarcan en un modelo de saqueo y explotación, en tanto, como balance de estos diez años, aseguran que el 2001 “dejó un legado importante de experiencias organizativas de ‘los de abajo’, en cada lugar de militancia: en los barrios, en los lugares de trabajo, en las aulas, en las asambleas. El desafío de las organizaciones de nuestro campo popular será el de reforzar la construcción de un proyecto político emancipatorio, de carácter popular, anticapitalista, con perspectiva latinoamericanista (…) Estamos convencidos que la mejor forma de romper con la vieja politiquería y la mezquindad en la militancia, es tomar a la unidad como nuestra forma de construcción y no como un mal necesario; el mejor homenaje a los caídos es el de encontrarnos en la calle cada vez más seguido peleando por lo que ellos pelearon” (3).

Una vez terminado el acto, los movimientos se dirigen hacia Avenida de Mayo, a la espera de la columna principal, con la que empalmarán rumbo al acto de Plaza de Mayo. La columna todavía no sale de Congreso. Los movimientos se detienen y esperan. Arte al Ataque, espacio de artistas del Frente Popular Darío Santillán (FPDS) aprovecha para stencilear las calles con la consigna del acto, el logo de su organización, frases antirrepresivas y una imagen de un piquetero sentado junto a varios neumáticos, como esperando la chispa que encienda la barricada.

Impunidad

En ese momento se desarrolla otro acto: una caravana de familiares, amigos y compañeros de militancia de los seis caídos el 20 de diciembre en la Capital recorre los lugares en los que estos compañeros fueron asesinados. En las placas recordatorias apostadas en la 9 de Julio y Avenida de Mayo se dejan ofrendas florales, mensajes, velas y, sobre la del mensajero Gastón Riva, cascos de sus compañeros del Sindicato de Mensajeros y Cadetes (SIMECA).

En junio de 2012 iniciará el juicio por las 36 muertes de diciembre del 2001, registradas en todo el país. Los cuatro policías imputados llegarán en libertad al juicio oral. El ex presidente De la Rúa (UCR) fue sobreseído al igual que el ex secretario de Seguridad Enrique Mathov, el ex jefe de la Policía Federal Rubén Santos y el ex director general de Operaciones Norberto Gaudiero (4).

Rodrigo Borda, integrante del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), forma parte del cuerpo de abogados querellantes que representa a algunos familiares de víctimas de la represión policial de aquel 20 de diciembre. En el marco de una jornada de conmemoración realizada el martes 13 en el Centro Cultural Haroldo Conti (ex ESMA), Borda dio una conferencia sobre la situación actual de las causas judiciales que tienen a su cargo la investigación de los sucesos represivos de aquella jornada trágica: “no hay personas condenadas por estos hechos, a pesar de que han transcurrido más de diez años, y tampoco se ha realizado el correspondiente juicio oral y público. Tampoco hubo indemnizaciones a los familiares por parte del Estado”, afirmó tajante, aunque también destacó que hubo algunos avances en la causa ya que se logró “enjuiciar no sólo a algunos autores materiales, como los policías que mataron a Alberto Márquez o a Gustavo Benedetto, sino también a los jefes de la Policía Federal que coordinaron y supervisaron el operativo de aquella fecha”. El CELS rechaza que el ex presidente Fernando De la Rúa no se encuentre procesado como responsable, asegurando que “fue una decisión política del gobierno la de reprimir a los manifestantes, y ese contexto se dio en un Estado de sitio que fue dictado por el propio De la Rúa”. En tanto, Borda insistió en la importancia de que la sociedad juegue un rol más activo: “Es imprescindible que la gente se movilice para fogonear y exigir que estas causas se enmarquen dentro de la agenda actual. Con una mirada al costado de los medios y sin voluntad política es imposible dar pasos adelante.” (5)

Unidad de acción

A la cabeza de la marcha principal están los referentes de los partidos de izquierda y centro izquierda, logrando un frente único de hecho para esta importante ocasión: Victoria Donda (Libres del Sur-FAP); Oscar Kuperman (MTR-CUBa); Pino Solanas (Proyecto Sur); Gustavo Gimenez, Alejandro Bodart y Vilma Ripol (MST-Nueva Izquerda, Movimiento Proyecto Sur); Patricia Walsh (Movimiento Proyecto Sur); Myriam Bregman y Christian Castillo (PTS-FIT); Jorge Altamira, Marcelo Ramal y Néstor Pitrola (PO-FIT); José Castillo (IS-FIT); Elia Espen (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora) y familiares de Carlos “Petete” Almirón y de otras víctimas del 20 de diciembre.(6)

El carácter del documento unitario leído en Plaza de Mayo es marcadamente opositor, anticapitalista e internacionalista. Allí se señalan, en primer lugar, las continuidades entre la crisis del 2001 y la actual, dejando en claro que el objetivo de la movilización está lejos de ser meramente conmemorativo: “Hoy, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner impulsa un nuevo ajuste contra el pueblo trabajador de nuestro país. Durante ocho años, el gobierno subsidió a las privatizadas, que siguieron embolsando el precio internacional –sin invertir un centavo-, al tiempo que presionaron a la baja los salarios –con el argumento de que ‘los servicios son baratos’. Ahora, cuando la crisis capitalista azota nuestro continente y el mundo entero, pretenden que sea el pueblo el que pague la cuenta. Es, de hecho, la “receta” que está estallando en Europa. El discurso oficial sobre la ‘gradualidad’ y ‘equidad’ del ajuste no resiste el mayor análisis. Ya aumentaron las tarifas de gas y luz, los impuestos y tasas municipales… ¿de qué renuncia voluntaria hablan? ¡Qué renuncien las privatizadas, los banqueros, las mineras, las petroleras, las automotrices, los pulpos del negocio agroalimentario, a sus subsidios, beneficios fiscales, préstamos con la plata de los jubilados!” (7).

El documento también denuncia, entre otras cosas, el discurso de inauguración de mandato de la presidenta en el que se puso en cuestión el derecho a huelga, la entrega de los recursos naturales y el patrimonio nacional, el pago de la deuda externa, la criminalización de la protesta social (procesados y presos por luchar, ley antiterrorista, tercerización de la represión), la remilitarización de los controles aéreos y la quita de personería gremial a APTA. Además reivindica a las comisiones internas clasistas y antiburocráticas, así como al movimiento juvenil, que sigue recuperando centros de estudiantes y federaciones, y al movimiento piquetero, que se mantiene en pie de lucha por trabajo genuino y contra el clientelismo. Por último, se solidariza con los indignados del mundo: “En esta Plaza nos sentimos hermanados con los compañeros de Plaza Tahir, de la Puerta del Sol en España, de la Plaza Syntagma de Grecia, con la movilizaciones en las calles de Santiago de los estudiantes chilenos, con los huelguistas chinos e ingleses, con los indignados de Wall Street, con todos aquellos que se rebelan porque no aceptan que la crisis capitalista la paguen los pueblos” (8).

Terrorismo

El acto finaliza con una gran nube de cenizas, y no precisamente las del volcan Puyehue: un pesebre y un árbol de navidad que se encuentran sobre la plaza son incendiados por un grupo anarquista, lo que acelera la desconcentración y genera el repudio de la mayoría de las organizaciones presentes. En momentos en que se discute la criminalización del gobierno hacia los luchadores obreros y populares, materializada en la Ley Antiterrorista, este suceso no hace más que darle pasto a las fieras para justificar la represión y aislar políticamente a las organizaciones. Al respecto, conviene tener presente las palabras de León Trotsky, quien hace exactamente cien años alertaba contra el papel negativo del terrorismo individual para la lucha de clases: “A nuestro entender el terror individual es inadmisible precisamente porque devalúa el papel de las masas en su propia consciencia, las hace resignarse a su impotencia y volver la mirada hacia un héroe vengador y liberador que esperan llegará un día y cumplirá su misión. Los profetas anarquistas de la “propaganda de la acción” pueden mantener todo lo que quieran a propósito de la influencia exaltadora y estimulante de los actos terroristas sobre las masas. Las consideraciones teóricas y la experiencia política prueban que sucede todo lo contrario. Cuanto más “eficaces” son los actos terroristas y mayor es su impacto, más limitan el interés de las masas por su auto-organización y auto-educación.” (9)

Más allá de lo inapropiado de la táctica, vale decir que este episodio anecdótico no es nada en comparación al “terrorismo financiero” del Gobierno de la Ciudad, quien gastó en el árbol y el pesebre unos 420 mil pesos (más de 100 mil dólares), mientras que, según el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Diego Santilli, “este año en la Ciudad tuvimos que gastar 14 millones de pesos para reparar daños provocados por el vandalismo, que no respeta ni la Navidad” (10). Este dinero público debería haberse usado con otra finalidad. Como ejempo se puede mencionar la ampliación, refacción y equipamiento médico del Hospital Zonal de Esquel, inaugurada el mes pasado, que tuvo un costo similar (11). ¿Acaso todos los hospitales de la Capital se encuentran en perfecto estado?

Contagiar el fuego

A pesar de casi una década de sostenidos intentos de recomposición de la hegemonía burguesa, de la mano del kirchnerismo, las llamas de la rebelión popular del 2001 no han logrado ser completamente sofocadas. En el marco de un contexto de crisis mundial, todo parece indicar que el nuevo año estará signado por fuertes luchas de todos los sectores sociales, principalmente de la clase obrera ocupada, por sostener lo conquistado e ir por nuevas victorias. Para alcanzarlas tenemos por delante una tarea: contagiar el fuego, consolidando los espacios de poder popular y alcanzando una mayor coordinación por parte de la izquierda.

La crisis en curso ocasionará necesariamente rupturas al interior del gobierno, debilitando su iniciativa política, como ya puede verse en los recientes sucesos de Santa Cruz, con el alejamiento de funcionarios de La Cámpora. En tanto, el creciente desgaste de la burocracia sindical (Moyano, Pedraza, Zanola…), agudizado por su disputa de poder con el FPV, puede facilitar el crecimiento de la izquierda en el movimiento obrero, como ya está sucediendo en dos sectores clave: Transportes y Alimentación.

También se agudizarán las luchas contra la precarización laboral, por tierra y vivienda, por los derechos ancestrales de los pueblos originarios, por la igualdad y diversidad de género, por la defensa de los bienes comunes, por salud y educación dignas y muchas otras. Para amplificarlas seguiremos trabajando los periodistas críticos y los medios alternativos, así como todos aquellos y aquellas que militan diariamente para hacer realidad el tan ansiado cambio social. En eso estamos.

(*) Periodista y profesor en Comunicación Social. Todas las fotos son de mi autoría.

Notas

  1. http://www.quebracho.org.ar/inicio/index.php?option=com_content&view=article&id=570:cronica-actividades-del-20-de-diciembre-y-una-nueva-operacion-de-prensa-contra-quebracho&catid=63:noticias
  2. Mientras escribo esta crónica se desarrolla en Santa Cruz un plan de lucha de los estatales contra la declaración de la Emergencia Económica y la Reforma Provisional. La sesión legislativa que debía aprobar ese paquete de medidas es finalmente suspendida en el marco de una feroz represión policial contra los trabajadores, que dejó más de veinte heridos. Hasta el momento ya renunciaron una decena de funcionarios provinciales integrantes de la agrupación La Campora. También dejaron sus cargos el secretario general de Gobierno y el jefe de la policía.
  3. http://coblabrecha.wordpress.com/2011/12/20/a-10-anos-del-2001-seguimos-construyendo-poder-popular-por-una-argentina-sin-hambre-sin-saqueo-ni-explotacion/
  4. http://www.facebook.com/profile.php?id=100002159837972&ref=ts#!/photo.php?fbid=218320518249941&set=a.105718792843448.12703.100002159837972&type=3&theater
  5. http://www.nosdigital.com.ar/2011/12/diez-anos-despues-mejor-decir-que-callar/
  6. Declaraciones de algunos referentes en http://youtu.be/HPWz7cmvq9A (TVPTS)
  7. http://www.pts.org.ar/squelettes/download_file.php?f=IMG/doc/Documento_Final_20-12-11.doc
  8. Idem.
  9. http://www.marxists.org/espanol/trotsky/1910s/19111100.htm
  10. http://www.lanacion.com.ar/1435135-reponen-el-arbol-de-navidad-de-plaza-de-mayo
  11. http://noticias.chubut.gov.ar/blog/2011/11/03/por-mas-de-14-millones-de-pesos-se-inauguran-obras-y-tomografo-de-ultima-generacion-en-el-hospital-de-esquel/
Anuncios

Una respuesta a “Muchos actos, una marcha, una tarea

  1. MUY IMPORTANTE COMPAÑERO SU ANALISIS, DE UNA MOVILIZACION POLITICA QUE REPRESENTA EL SENTIMIENTO DE LAS MAYORIAS POPULARES Y LOS TRABJADORES.

    ESTO ACELERA EL RESQUEBRAJAMIENTO DE LA ESTRUCTURA DE LOS “TESTIGOS DE CRISTINA”.

    CREEN QUE LA EXPERIENCIA DEL 2001 YA SE TERMINO. POR EL CONTRARIO ESTA MAS VIVA QUE NUNCA, DIO LA VUELTA POR EL MUNDO Y AHORA VUELVE, PARA QUE SE VAYAN TODOS LOS QUE ESTAN AL SERVICIO DE LOS INTERESES DE LAS CORPORACIONES MULTINACIONALES EXTRANJERAS.

    LAS MAYORIAS NO LOS VOTARON A ELLOS, VOTARON POR NI UN PASO ATRAS, EL AJUSTE NO PASARA.

    LOS PONE EN CRISIS LA RESISTENCIA SOCIAL Y LA CONTRAOFENSIVA POPULAR.

    PLAN DE LUCHA NACIONAL DE LAS MAYORIAS POPULARES Y LOS TRABAJADORES, CONVOCADO POR LA CGT Y LA CTA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s